Educamos en prevención de riesgos

off canvas menu

Blog Detail Page

15 de noviembre: Día Mundial sin Alcohol

El Día Mundial sin Alcohol fue instaurado en el 2010 por la OMS con el fin de fomentar la responsabilidad en quienes lo consumen.

 

El alcohol es una sustancia psicoactiva que si se consume en grandes cantidades puede generar dependencia. Su consumo nocivo es uno de los problemas de salud de mayor relevancia en el país y en el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año se producen 3.3 millones de muertes debido a esta causa. Por ello, dicha institución instauró desde el 2010 el Día Mundial sin Alcohol, con el fin de fomentar la responsabilidad y el control en quienes lo consumen.

 

El consumo de alcohol se relaciona con una serie de afectaciones en la vida de quienes lo consumen. Algunas consecuencias de su uso nocivo son el padecimiento de enfermedades mentales, no transmisibles, cardiovasculares, infecciosas e incluso la muerte. No obstante, su ingesta también perjudica a otras personas como familiares, amigos, y a la sociedad en su conjunto.

 

Existen factores que influyen en el consumo del alcohol a nivel personal y social. Estos se relacionan con la cultura, el cumplimiento de políticas pertinentes para regular su consumo y los hábitos de ingesta. En general, el contexto desempeña un papel importante en el consumo nocivo del alcohol. Si se cuentan con medidas eficientes para regular su consumo, la tasa de muertes causadas por su consumo disminuiría de manera significativa.

 

Es necesario implementar medidas de prevención del consumo de alcohol en el ámbito laboral

 

Ante tal panorama, es importante crear, aplicar y evaluar políticas públicas eficientes con el fin de disminuir el consumo nocivo de alcohol. Para lograrlo, las autoridades gubernamentales pueden implementar las siguientes estrategias:

 

  • Regular la comercialización de las bebidas alcohólicas, en particular, a los menores de edad.
  • Promulgar normas apropiadas sobre la conducción de vehículos en estado de ebriedad.
  • Aumentar la sensibilización y el apoyo respecto con las políticas implementadas.
  • Brindar tratamiento accesible a las personas que padecen cualquier tipo de enfermedad relacionada con el abuso del alcohol.
  • Aplicar programas en los que se disminuya el consumo peligroso y nocivo de bebidas alcohólicas.

 

La OMS invita a los países a fortalecer sus acciones sociales enfocadas en problemas de salud provocados por el consumo de bebidas alcohólicas. Con ello, se intervendría de manera eficaz para proteger y salvar las vidas de los más afectados.

 

En CINPRAC creemos que el consumo nocivo del alcohol es una problemática de salud pública. La adicción a esta sustancia, además de afectar a quienes lo consumen, puede tener consecuencias en otras personas. Los accidentes viales y los conflictos laborales son una muestra de lo anterior. Por ello es importante implementar medidas en el ámbito de la prevención, atención y erradicación del consumo nocivo de ésta y otras sustancias. ¡Cuidar tu salud es lo más importante!

LEAVE A Comment

ga('send', 'pageview');